Home Nutrición Dieta para la diabetes: ¿cómo puede ayudarnos?

Dieta para la diabetes: ¿cómo puede ayudarnos?

de Admin

¿Qué es la diabetes?

Dieta para la diabetes. Cuando hablamos de diabetes nos referimos a una persona cuyos niveles de glucosa en sangre son elevados. Llamamos glucemia a la glucosa que circula por la sangre.

Dependiendo de estos niveles distinguimos entre:

  • Hipoglucemia: valores de glucosa en sangre bajos. Los niveles están por debajo de 55 mg/dl en personas sin diabetes. En el caso de personas con diabetes, tomamos como referencia cuando los niveles están por debajo de 70 mg/dl. Estos valores pueden variar en función de la persona y su estado. Por ejemplo, personas embarazadas (diabetes gestacional) o con cardiopatía isquémica, entre otras, se valoran con otros niveles. Los síntomas de la hipoglucemia pueden no ser percibidos por una persona diabética.
  • Normoglucemia: valores normales de glucosa en sangre. Hablamos de 100 mg/dl en ayunas. En personas diabéticas, los niveles antes de las comidas deben estar entre 70 y 130 mg/dl aproximadamente. Además, no deben pasar de los 160-180 mg/dl a las hora y media o dos horas después de las comidas.
  • Hiperglucemia: Valores altos de glucosa en sangre.

¿Qué es la dieta para la diabetes?

Cuando hablamos de una dieta para la diabetes, nos referimos a un método de alimentación que te ayude a controlar los niveles de glucosa en sangre.

La dieta para diabéticos se caracteriza por incluir alimentos que nos aportan nutrientes, que no contienen demasiadas grasas ni son excesivamente calóricas.

Algunos alimentos importantes en este tipo de dietas son las verduras, los cereales integrales o las frutas.

Este tipo de alimentación, podría ser adecuado para la mayoría de las personas.

¿Por qué es recomendable pedir ayuda a un dietista para hacer dieta para la diabetes?

Una persona con diabetes debe acudir a su médico y seguir sus pautas. Es muy posible que tu médico te recomiende ir a un dietista para recibir ayuda en la elaboración de tu menú semanal.

Lo más importante es que tu alimentación te ayude a controlar la glucosa en sangre. Evitar el sobrepeso y reducir los factores de riesgos de enfermedades cardiovasculares como el colesterol, triglicéridos o presión arterial, son otras de las funciones de esta dieta.

Si tu alimentación es muy elevada en calorías y contiene una gran cantidad de grasas, lo más probable es que tu organismo genere un aumento de glucosa en sangre. Esto mantenido en el tiempo puede provocar serios problemas en tu salud. La hiperglucemia (niveles elevados de glucosa en sangre), puede provocar daño renal, en el corazón o en tus nervios.

Otra de las funciones de la dieta es la perdida de peso. Las personas que tienen diabetes tipo 2 pueden beneficiarse de esto ya que puede ser una ayuda para el control de la glucosa en sangre. Además, esta perdida de peso, cuando es necesaria, ofrece una gran variedad de beneficios a la salud.

Por tanto, si tienes sobrepeso u obesidad, realizando la dieta para la diabetes con ayuda de un dietista, puedes perder peso y controlar los niveles de glucosa en sangre.

Seguir una dieta para la diabetes implica crea un hábito de horario de comidas para dar un uso adecuado a la insulina que produce tu organismo o la que tomas por medio de los medicamentos.

Si estás buscando una dieta que te ayude a conseguir tus objetivos, que tenga en cuenta tus gustos en la medida de lo posible y crear hábitos saludables, pide ayuda a un dietista.

Alimentos a evitar

Si somos diabéticos, debemos saber que esta patología aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas o accidentes cerebrovasculares. Esto se produce por un aceleramiento en el desarrollo de las arterias que están endurecidas u obstruidas. Por esta razón, hay algunos alimentos con los que debemos tener especial cuidado en nuestra dieta. Éstas debemos sustituirlas por comida para diabéticos.

  • Grasas trans: son grasas perjudiciales y las encontramos en los alimentos procesados, mantequillas o margarinas. Evítalos en tu menú para diabéticos o prediabéticos.
  • Grasas saturadas: lo encontramos especialmente en los alimentos de proteína animal como la carne, los lácteos, salchichas, panceta y otros alimentos ultraprocesados. Debes controlar su consumo.
  • Sodio: los alimentos con mucho contenido en sal pueden ser perjudiciales para tu salud, especialmente si padeces presión arterial. Lo ideal es no añadir sal a los alimentos pues ya contienen el sodio necesario.

Alimentos para diabéticos recomendados

Lo primero que debemos tener en cuenta son los hidratos de carbono. Los azúcares o almidones se convierten en glucosa en sangre durante la digestión. Hablamos de azúcar, pasta, arroz, etc.

Las mejores opciones serían carbohidratos como las verduras, las frutas, los cereales integrales, las legumbres, lácteos como la leche o el queso bajos en grasas.

Evita los alimentos con azúcar, sal o grasa en exceso.

La fibra es una ayuda para controlar los niveles de glucosa en sangre. Son partes de los alimentos que comemos que no podemos digerir ni absorber. Por esta razón, evita la absorción rápida de distintos azúcares y beneficios nuestros niveles de glucosa en sangre.

Alimentos como las verduras, las frutas, legumbres, cereales integrales o frutos secos como las nueces, son algunas opciones.

Grasas saludables como las moniinsaturadas o las grasas poliinsaturadas son beneficiosas para la reducción del colesterol. Las nueces, el aceite de oliva, los frutos secos o el aguacate son algunas opciones. En cualquier caso, no abuses de estos alimentos porque son muy altos en calorías.

El pescado es un alimento rico en proteína que además nos aporta grasas saludables. Especialmente los pescados azules son ricos en omega-3, unos ácidos grasos que se relacionan con el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Alimentos como el salmón, el atún, las sardinas, la caballa, etc. Son muy buenas opciones. La carne, así como el pescado o los huevos, hemos de tomarlos con moderación. Priorizando especialmente el pescado.

Hay que evitar atracones, comer poco pero a menudo.

Menú dieta para la diabetes

Vamos a ver un ejemplo de menú para diabéticos pero ten en cuenta que varia en función de las características de cada persona.

  • Desayuno: 1 trozo de pan de salvado con aceite de oliva virgen extra, tomate natural y  jamón serrano con una taza de leche desnatada y una manzana.
  • Media mañana: una pieza de fruta con queso fresco
  • Comida: Lentejas, ensalada de verdura y pescado a la plancha.
  • Merienda: Leche desnatada y bizcocho de salvado
  • Cena: ensalada de verdura, una patata cocida y tortilla francesa. Postre: una fruta
  • Recena: un yogur desnatado.

¿Qué puedes conseguir con la dieta para la diabetes?

Con esta dieta para la diabetes puedes conseguir controlar los niveles de glucosa en sangre y, con las adaptaciones correspondientes, adelgazar. Además, esta dieta es alta en fibra, al contener verdura o fruta. Estos será beneficioso para conseguir los micronutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione correctamente.

Este tipo de dieta, además puede ayudarte a prevenir las enfermedades cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer. Además, reducir en contenido de grasa, puede ayudarte a evitar el riesgo de tener una baja masa ósea en el futuro.

¿Cuáles son los riesgos?

Es fundamental que en este proceso sigas las indicaciones de tu médico y de tu dietista. De este modo puedes tener una alimentación que te ayude a estar saludable.

Aprenderás a tomar alimentos saludables, a comer las cantidades necesarias, a controlar los niveles de glucosa en sangre, etc.

Es muy importante que, si eres diabético, comienza ya a cuidarte. Visita a tu médico y a tu dietista y comienza una vida más saludable.

Si deseas más información sobre la diabetes, te recomiendo que visites la Fundación para la Diabetes. Te darán la mejor información para tu salud.

Si quieres ayuda con tu alimentación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Esta web usa cookies para mejorar su experiencia. Si continua navegando entendemos que está de acuerdo pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más